Este 1 de agosto la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avaló un artículo que clasifica como explotación sexual la producción, comercio y distribución de pornografía en el país.

Se trata de la fracción III del artículo 10 de la Ley General para Prevenir, Sancionar y Erradicar los Delitos en Materia de Trata de Personas y para la Protección y Asistencia de las Víctimas, donde se establece prisión de cinco a 15 años a quien se beneficie del «comercio distribución, exposición, circulación u oferta de libros, revistas, escritos, grabaciones, filmes, fotografías, anuncios impresos, imágenes u objetos de carácter lascivo o sexual, reales o simulados».

Este artículo señala también que si el material denunciado tiene como fin la divulgación científica, artística o técnica, la educación sexual o reproductiva, los jueces deberán solicitar un dictamen pericial para evaluar si la conducta constituye o no explotación sexual.

[Con información de El Universal]