Un robot se convertirá en el Policía del Futuro

El aeropuerto de la ciudad China de Shenzhen, la cual esta cercana a Hong Kong y es una de las ciudades con mayor tráfico aéreo en el país, ha puesto a patrullar robots en una de sus terminales, uno de los primeros lugares públicos en China en contar con guardianes automatizados.

Según el Diario del Pueblo, estos aparatos de nombre Anbots (“an” significa “seguridad” en chino), tiene aspecto ovoidal y no se ve para nada humanoide, se parece más al robot R2D2 de la saga de Star Wars.

Su “rostro” es una pantalla digital y una cámara de alta definición, la cual es capaz de tomar imágenes de los viajeros para ser analizados.

El Anbot fue desarrollado por una Universidad China, la cual esta ligada al Ejército en la ciudad central de Changsha, también quiere ser utilizado como vigilante en escuelas y bancos. Además tiene la capacidad de buscar explosivos, armas y estupefacientes. Su precio ronda los 100 mil yuanes (alrededor de 15 mil dólares).

Según el diario Mundo, este guardián de 1.50 metros y 78 kilos, se dedica a patrullar día y noche en los pasillos de la terminal China. Este es considerado como “el policía del futuro”, este aparato esta diseñado con cuatro capacidades: patrulla, reconocimiento facial, servicio inteligente y respuesta ante emergencias.

En caso de emergencias, Anbot puede disuadir a los sospechosos con luces y sonidos, además de tener una “arma de defensa”, el cual sale de un brazo inferior el cual es capaz de soltar descargas eléctricas para reducir a enemigos potenciales.

En caso de huir, el robot puede desplazarse a una velocidad de 18 kilómetros por hora. Esto lo añadió un oficial de seguridad de Shenzhen al portal china.org. Este robot también es capaz de responder preguntas de pasajeros sobre información de vuelos y comunicación con la gente.

El Anbot fue revelado al público en la Feria Internacional de Tecnología de Chongqing.

Foto por Chinanews.com