Río de Janeiro compró votos para conseguir ser sede de Juegos Olímpicos

Las autoridades brasileñas y francesas han descubierto un problema internacional de corrupción, el cual está relacionado con la compra de votos para otorgar la sede de los Juegos Olímpicos de 2016 a Río de Janeiro. Está es la más reciente mancha al legado de los Juegos de Río, la primera olimpiada que se realiza en Sudamérica.

La noticia se dio a conocer después que la policía en Río de Janeiro entró a la residencia del presidente del comité olímpico del país, Carlos Nuzman. Los oficiales confiscaron maletas, documentos y una computadora, las autoridades dijeron que se emitieron órdenes de arresto contra Nuzman y su socio Arthur Cesar de Menezes Soares Filho, quien se cree que está en Miami.

Nuzman salió de su residencia acompañado por su abogado, y después acudió a un cuartel de la policía para ser interrogado. Su abogado Sergio Mazzillo dijo que su cliente cooperará con las autoridades, aunque afirmó que no ha cometido delito alguno.

En total, se emitieron 11 órdenes de arresto para gente en Brasil y Francia, en un caso que las autoridades denominaron “Operación Juego Sucio”.

Los investigadores dijeron en una rueda de prensa que Nuzman, ahora miembro honorario del COI, fue un protagonista en la compra de votos a favor de la candidatura de Río en 2009.
Nuzman juntó a Soares Filho y Lamine Diack, el entonces jefe de la federación internacional de atletismo (IAAF) y quien tenía un voto en el COI, según las autoridades.

Con información de Periódico AM Querétaro.