Rescatan a 62 perros que sería cocinados en un festival de China

Más de 60 perros que iban a ser faenados para su consumo en un festival de China fueron rescatados en un matadero, días antes de la realización del polémico evento.

Los activistas de la organización Humane Society International denunciaro denunciaron que varios de los canes rescatados tenían collares, un indicio de que podría tratarse de mascotas robadas, según reportó el Daily Mail. Además, denunciaron que los hallaron aterrorizados, exhaustos y desnutridos.

Los perros rescatados fueron trasladados a un refugio temporario para ser atendidos y luego derivados a centros de rescate alrededor del país.

Aunque el consumo de productos caninos es muy minoritario en China, cada año se celebra en junio una fiesta de la carne de perro en Yulin, en la región de Guangxi (sur del país). La próxima edición comenzará este viernes, por lo que los activistas están con las alertas encendidas.

“Hacía un calor infernal en el matadero cuando llegamos, los perros estaban jadeando, algunos pegados contra la pared para no ser notados”, relató Wei, uno de los activistas de HSI.

Cada junio, miles de perros son despellejados y cocinados para el festival. Según reportes locales, uno de los restaurantes más populares del evento alista cerca de 30 mesas para recibir a los comensales.

“Queremos que el mundo vea los horrores del comercio de carne en Yulin y que los amantes de los perros se enfrenten a esta crueldad”, agregó Wei.

Además, negó que el evento tenga una carga cultural. “No pierdan su tiempo. No es nuestra cultura robar mascotas de la gente ni comer perros”, aseveró.

De todas formas, el festival recibe cada vez más escrutinio por parte de la sociedad, y su tamaño ha ido disminuyendo. El año pasado, la organización rescató un total de 136 perros antes de las celebraciones.

Los activistas además reclaman al Gobierno chino que debata la creación de leyes que castiguen la crueldad animal, actividad que no está penada en la actualidad. En 2017 entró en vigor una ley que prohibía la venta de carne de perro en restaurantes, mercados y otros comercios del país, pero el festival de Yulin pudo organizarse el año pasado sin inconvenientes.