Querétaro, tierra de mamuts

Hace algunos años, se descubrieron restos óseos de mamut en la comunidad de San Pedro, Huimilpan, y ante ello, se han hecho muchas preguntas los ciudadanos de Querétaro y de todo México. ¿Querétaro era tierra de mamuts?, ¿Hace cuantos años existieron aquí?, etc. Sin embargo, esta no es la primera vez que se encuentran restos de este tipo en Querétaro.

Servando Miranda, un habitante de la comunidad de La Piedad, fue quien reportó en 2008 el hallazgo de osamentas gigantes a las autoridades, lo que desató la investigación que culminó en la exposición que ahora, 8 años después, se inaugura.

Fue el antropólogo físico Israel Lara Barajas, del INAH, quien fue el responsable de atender el aviso y rescate arqueológico. Contó con la asesoría del paleontólogo Joaquín Arroyo, del mismo instituto. Las partes del mamut que fueron descubiertas y están en exposición son las dos defensas (los colmillos) y fragmentos de una costilla. Las defensas se conservan completas en un 80%, y se determinó que pertenecían a un macho adulto.

Estas piezas fueron restauradas y exhibidas por cuatro años en el Museo Regional de Querétaro, para después ser regresadas al municipio en el que se descubrieron y ahí ser exhibidas de manera permanente dentro de una sala especial. Cabe notar que en el territorio que ahora ocupa este municipio queretano, se dieron las últimas glaciaciones de la denominada Era de Hielo. Gracias a investigaciones que fueron realizadas por el INAH y la UNAM, se sabe que este territorio también fue una zona de bosques templados y grandes pastizales de los que se alimentaba el mamut.

Además, en el área existían planicies donde se acumulaba agua y sedimentos en los que los animales podían quedar atrapados hasta fenecer, o se aglomeraban restos de animales muertos que eran arrastrados por la corriente.

Amealco es el municipio con más registros de fósiles del Pleistoceno, con al menos 12 lugares en los que se han registrado restos paleontológicos. Pero no es el único, ya que en Corregidora y Huimilpan también se han descubierto fósiles con fauna del mismo periodo, así como Cadereyta de Montes y Landa de Matamoros donde se han descubierto yacimientos paleontológicos de fósiles marinos de más de 80 millones de años de antigüedad.

“En las comunidades indígenas de Amealco es común escuchar mitos en torno a los restos de mamut, donde la gente que trabaja en el campo los halla durante sus jornadas agrícolas. Las historias hablan de un mundo antiguo habitado por gigantes que a veces se caían y sus huesos se cuarteaban. Luego la tierra se volteó quedando éstos enterrados”, señala El Financiero.

572bb34dbed1a