El martes pasado, las redes sociales causaron revuelo a nivel mundial, pues la comediante estadounidense, Kathy Griffin, publicó unas fotos de ella posando y agarrando una cabeza decapitada y ensangrentada con la apariencia del actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. Esto causó que muchas personas criticaran las acciones de la comediante, al punto de pedir su salida de la cadena CNN, que hasta ahora era integrante.

Después de estas fotos tan reveladoras, la comediante pidió disculpas en sus redes sociales asegurando que «fue demasiado lejos».

I am sorry. I went too far. I was wrong.

Una publicación compartida de Kathy Griffin (@kathygriffin) el

Traducción: «Hola a todos, soy Katherine Griffin. Pido unas sinceras disculpas, simplemente no pude darme cuenta de las reacciones que esta foto pudo haber tenido. Soy una comediante, me pasé de la raya y fui demasiado lejos. La imagen es muy perturbadora y yo comprendo que ofende a algunas personas. Esto no fue chistoso. Quitaré la foto y le pediré al fotógrafo que la elimine. De nueva cuenta pido sus disculpas.»

Posteriormente, el presidente estadounidense Donald Trump se hizo presente en las redes, criticando las acciones de la mujer.


Traducción: «Kathy Griffin debería de estar avergonzada. Mis hijos, especialmente Barron, de 11 años, están pasando por un muy mal momento. ¡Qué locura!

Este miércoles, la cadena de noticias CNN despidió a la comediante de participar en cualquier programación suya.


Traducción: «CNN ha terminado nuestro acuerdo con Kathy Griffin para aparecer en nuestro programa ‘Fin de Año Nuevo’