Pierden pruebas genéticas del caso de la menor que denunció a policías por violación

En el caso de la menor de 17 años que acusó de abuso sexual a policías, el Ministerio Público de Azcapotzalco incurrió en presuntas irregularidades pues aún no se cuenta con las pruebas que lleven a la detención de los responsables.

Con información de ‘El Universal’, pasaron cuatro días después de la denuncia para que le aplicaran los exámenes y protocolos a la víctima correspondiente a este caso.

Los familiares de la menor denunciaron los hechos alrededor de las 1:30 horas del sábado 3 de agosto, y se retiraron del MP cerca de las 3:00 horas, con el argumento de que la joven estaba muy cansada.

Hasta el martes 6 de agosto citaron a la menor para practicarle los exámenes correspondientes: le pidieron su ropa, los tejidos en las uñas y fluidos; el resultado fue negativo.

Ramíro Cruz, quien es perito profesional declaró que las primeras 24 horas son las más importantes en un caso como el que sucedió la madrugada del 3 de agosto.

“Es el mismo problema de cuando la víctima [presenta la denuncia] pasados los días, aunque señale al agresor y se encuentren rasgos de violación, es difícil imputarlo por esas muestras”, sentenció Cruz.