La diocesis de Querétaro aprovechó la celebración a San Antonio de Padua para pronunciarse a favor de las peticiones a San Antonio para la salud, familia o la pareja, pero pidió a los feligreses no poner a sus figuras religiosas de cabeza.

«Manipularlo mediante ponerlo de cabeza y decirle lo que yo quiero, lo que estoy solicitando, esto desvirtúa toda la fuerza milagrosa de San Antonio, desde luego que se ha hecho popular, pero como jerarcas católicos vemos que hay que verlo como predicador, que intercede por nosotros para milagros grandes», señaló el vocero del clero, Martín Lara.

Reconoció que es común hacer peticiones a los santos, muchas veces para encontrar pareja o conseguir logros personales, pero incluso se ha popularizado hacer peticiones como ganar el mundial o encontrar objetos perdidos.

[Con información de Quadratín Querétaro]