A través de un comunicado oficial, la Presidencia de la República anunció la suspensión de la cena en el Palacio Nacional posterior a la ceremonia del Grito de Independencia.

De acuerdo con la Presidencia, el presidente Enrique Peña Nieto continuará al pendiente de las acciones para ayudar a las víctimas del terremoto.

«La Presidencia de la República informa que toda vez que el Presidente Enrique Peña Nieto dedica su atención a coordinar y evaluar las acciones para auxiliar a la población damnificada con motivo del sismo del jueves pasado, ha dispuesto que este año, y después de la tradicional ceremonia de El Grito, no habrá cena en el Palacio Nacional», reza el comunicado.

El sismo del pasado 7 de septiembre de 8.2 grados en la escala de Richter dejó un saldo de 96 muertos, 76 de los cuales eran habitantes de Oaxaca.