Pan Pan, el padre de 1/4 de los pandas nacidos en cautiverio

El año pasado los pandas dejaron de ser una especie en peligro de extinción, aunque siguen siendo vulnerables, si bien este logro es el resultado de grandes estudios y programas de reproducción y conservación, nada habría sido lo mismo sin la ayuda de Pan Pan.

Pan Pan, algo así como ‘esperanza’ en Chino, fue un panda que tiene una característica muy especial: un libido muy alto que le ha permitido reproducirse de manera efectiva con múltiples hembras.

En el mundo de los pandas, las relaciones sexuales son más bien escasas. Estos animales únicamente se reúnen una vez al año para aparearse y estos encuentros no siempre terminan en el nacimiento de nuevas crías. En cautiverio las cifras son aún menores, por lo que casos como Pan Pan son mínimos.

En 1991, Pan Pan fue transferido a la Reserva Natural de Wolong, donde el gobierno chino había puesto en marcha un programa de cría en cautividad, seis meses después nació Bai Yun, la primera cría de Pan Pan que actualmente vive en el zoológico de San Diego.

En los últimos 30 años Pan Pan se convirtió en el padre de 130 crías, es decir, una cuarta parte de los pandas que han nacido en todo el mundo en este periodo.

De acuerdo con un estudio publicado en 2004, Pan Pan no solo era un panda con un gran libido, sino que era más activo sexualmente, su cópula duraba mucho más y gracias a él otros pandas desarrollaron un mayor interés en relacionarse con otros ejemplares de su especie.

Pan Pan murió de cáncer en 2016, pero nos dejó una gran descendencia y grandes mejoras a los programas de conservación.

Ahora el número de pandas finalmente está creciendo de una manera importante, algo que no ocurre sin problemas. Los biólogos han tenido que hacer muchos malabares para lograr repartir la descendencia de Pan Pan sin que el legado genético de la especie se resienta.

Además, el número de pandas en cautiverio está volviéndose demasiado alto, mientras que los ejemplares que viven en estado salvaje son muy pocos. Debido a esto los científicos se centran ahora en criar a estos animales para que sean salvajes y puedan sobrevivir sin los intensos cuidados de los expertos.

[Con información de Gizmodo]