El presupuesto destinado este año al costo de la gasolina en las dependencias de gobierno es de entre 70 y 80 millones de pesos, sin embargo, el aumento del precio del combustible tendría un impacto de 20 millones adicionales.

Según dio a conocer el secretario de Planeación y Finanzas del Estado, Manuel Alcocer Gamba, a pesar de esto no habrá ampliaciones presupuestales, es decir, el costo adicional deberá ser absorbido por las dependencias.

De esta manera, se descartan incrementos presupuestales para este año, pues cada dependencia deberá pagar el incremento con sus propios medios.

De acuerdo con Alcocer Gamba, ya se le ha explicado a todas las dependencias que no habrá ampliación y que «tendrán que apegarse al presupuesto autorizado y hacer, en su caso, economías».

De igual manera, el funcionario descartó la entrega de vales para gasolina y resaltó que «se mantienen las políticas de racionalidad y austeridad».

Fuente: Diario de Querétaro.