Una réplica de la Capilla Sixtina se instaló este sábado en el atrio de Catedral de Puebla, centro de México, con objetivo de mostrar a los visitantes su proceso de creación en el Vaticano y la participación del pintor y escultor Miguel Ángel.

Los visitantes se dieron cita desde temprano para ser de los primeros en observar la obra magna El Juicio Final, que recrea pasajes de la Biblia, comprende desde la Asunción, la Natividad de Cristo y el Descubrimiento de Moisés.

“Se trata de una gran catequesis hecha arte, de lo cual esperamos que la gente que participa y que visita salga nutrida cultural y espiritualmente”, dijo en entrevista con la agencia Efe Roberto Romano, director de Museos en el Vaticano.

El representante detalló que en las obras se pueden apreciar pasajes del Antiguo y Nuevo Testamento, en donde da testimonio de fe a través de la representación de los artistas.

En la instalación, el público cuenta con una explicación de cómo se le solicitó a Miguel Ángel la creación de su obra de arte en la bóveda de dicha capilla, con la intención de que al ingresar en la sala de exposición puedan recrear mentalmente el momento en el que se realizó cada una de las pinturas.

El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, dijo que esta es una gran oportunidad para que los ciudadanos puedan conocer parte de la cultura y arte católicos.