Todos hemos tenido uno de esos días en los que no queremos salir de la cama para ir a la escuela, sin embargo, nuestros padres no nos dejarían perdernos las clases a menos que estuviéramos enfermos. Por otro lado, algunos niños tienen enfermedades que los mantienen lejos de la escuela por largos periodos de tiempo aún cuando ellos quieren estudiar y pasar tiempo con sus amigos. Es justamente para ellos para los que la compañía No Isolation ha creado el robot AV1.

El AV1 es un pequeño robot que se conecta a internet y se instala en el salón de clases del niño que no puede ir a la escuela por alguna enfermedad. Desde el salón de clases, el AV1 transmite en tiempo real lo que ocurre en el aula e incluso le permite al niño participar en las clases y hablar con sus compañeros.

Los niños con alguna enfermedad pueden controlar al AV1 desde sus casas con una tableta o teléfono y hacer que el robot mueva la cabeza, hable (o le susurre cosas a sus compañeros) o incluso levante la mano para participar en clase.

Las escuelas pueden alquilar o comprar este robot por mil 65 dólares para ayudar a los estudiantes a evitar que se sientan aislados, una situación que muchas veces se asocia con enfermedades como la demencia y la hipertensión.

[Con información de Milenio]