La nadadora olímpica brasileña, Larissa Oliveira, se está recuperando en un hospital después de haber superado con éxito una cirugía en el muslo derecho, donde sufrió un profundo corte de 30 centímetros, esto debido a que un árbol cayó sobre el coche en el que viajaba.

«Oliveira sigue internada y su estado es estable», así lo señalaron fuentes del Hospital Albert Einstein, en Sao Paulo, donde está internada desde el miércoles.

El accidente tuvo lugar debido a la fuerte temporada de lluvias, cuando el tronco de un eucalipto se partió y cayó desde una altura de más de diez metros hasta alcanzar el vehículo de la nadadora, de 24 años. Oliveira sufrió un corte de 30 centímetros que le rompió parte de las fibras musculares del muslo derecho, necesitando atención quirúrgica.

Los servicios médicos estiman que la deportista, que participó en los Juegos Olímpicos de Río 2016 y se preparaba para el Campeonato Mundial de Natación previsto para el segundo semestre de este año en Hungría, pueda volver a los entrenamientos en un plazo de dos meses.