El muro, los hackeos y el futuro de su emporio, así fue la conferencia de prensa de Trump

El presidente electo Donald Trump realizó este miércoles su primera conferencia de prensa desde que ganó las elecciones el año pasado.

Al comienzo de su conferencia, Trump atacó a los medios que han difundido rumores y mentiras sobre la relación entre Trump y Rusia, algo que calificó como una ‘desgracia’ y como “información que fue falsa fue difundida” por medios irresponsables. Además, el mandatario se negó a responder preguntas de CNN, “no les daré una pregunta, ustedes son falsos”.

Continuó hablando sobre las compañías automotrices y cómo han preferido invertir en Estados Unidos dejando de lado a México. “Espero que General Motors sea la próxima”, señaló el magnate ante la resistencia de la empresa a abandonar el territorio mexicano.

“Hay un gran espíritu que nos rodea, mucha gente me ha dicho que no lo había visto antes. Vamos a ser el mayor productor de empleo que Dios haya creado jamás”, agregó.

Trump después procedió a hablar sobre Rusia y el hackeo que influyó directamente en las elecciones de Estados Unidos, a lo que señaló que “posiblemente haya sido China la que hizo ese hackeo”, aunque posteriormente señaló que “creo que fue Rusia, pero también nos han atacado otros países”.

Sobre el programa ‘Obamacare’, Trump reiteró que “es un desastre total” y que “lo más sencillo sería dejar que implosionara en 2017”, pero que se presentará un nuevo plan que pueda sustituirlo. “Es algo complicado. Vamos a hacer una ley sanitaria para la gente de nuestro país”.

Al ser cuestionado sobre México, el muro y las inversiones extranjeras, Trump reiteró que las empresas que tengan negocios fuera de Estados Unidos deberán pagar un grna impuesto fronterizo para introducir sus productos a Estados Unidos. “Si quieres irte a otro país, vete. Habrá un impuesto fronterizo muy grande para las empresas que se van”.

Respecto al muro que pretende construir en la frontera con México, Trump destacó que México no lo pagará desde un inicio porque esto demoraría su construcción, en su lugar, Estados Unidos comenzará con la construcción y posteriormente México devolverá el coste.

“Respeto al pueblo de México, son gente fenomenal, y el gobierno es maravilloso, pero no lo exculpo de aprovecharse de Estados Unidos. México se ha aprovechado de Estados Unidos, y no debimos permitir que eso ocurriese y no volverá a ocurrir”, agregó.

De igual manera, Trump mencionó que a partir del 20 de enero serán sus hijos quienes se encarguen de sus negocios y que tiene fe en que realizarán un buen trabajo al frente de los mismos.