Una joven británica llamada Chelsea Russell utilizó su cuenta de Instagram para publicar la letra de una canción de rap del músico Snap Dogg a manera de homenaje a Frankie Murphy, un niño de 13 años que murió después de ser atroellado por un coche.

El problema es que la parte de la canción que Russell utilizó era «matar a un ‘nigger’ (negro) delator y robar a un ‘nigger’ (negro) rico». La palabra ‘nigger’ es una palabra polémica en inglés pero que en años recientes se ha vuelto más y más común gracias a artistas como Jay-Z y Kanye West, quienes la utilizan de manera constante en sus canciones.

A pesar de que la cuenta de Russell era privada, una usuaria reportó a la policía la publicación, específicamente a la unidad de crímenes de odio, misma que determinó que la letra era muy ofensiva y decidió aplicar una sanción en contra de la joven.

A pesar de que la abogada de Russell señaló que la palabra no se usó con la connotación ofensiva que la parte acusadora señala, el juez determinó que la cultura popular no le daba permiso a Russell de utilizar la palabra, por lo que optó por establecer una sanción porque «la letra fomenta el asesinato y el robo, así que es extremadamente ofensivo».

De esta manera, la joven fue condenada a ocho semanas de toque de queda vigilado y a pagar una multa de 585 libras.

[Con información de Gizmodo]