Mujer rescata a 97 perros en Bahamas durante paso de “Dorian”

Mientras los residentes de las Bahamas se preparaban para el huracán Dorian -la tormenta más fuerte en la historia de la nación isleña-, en las redes sociales se destacaron los preparativos de una mujer que abrió su casa para 97 perros abandonados.

“79 de ellos están dentro de mi dormitorio principal”, contó la mujer, Chella Phillips, en una publicación que hizo en Facebook el domingo por la tarde. “Ha sido una locura desde anoche”.

Phillips tomó medidas para hacer que el interior de su casa sea más agradable para los animales, poniendo música “en todas las direcciones de la casa” y encendiendo el aire acondicionado, según escribió en Facebook. Y vecinos y extraños donaron jaulas que eran útiles para “los asustados y los enfermos”.

Una vez que los perros ya estaban instalados en su casa, Phillips hizo las barricadas en el exterior de la vivienda, según su posteo en Facebook. Dorian, una tormenta de categoría 5 de lento movimiento, provocó la muerte de al menos cinco personas en las Bahamas y dejó 21 heridos, además de arrasar viviendas, derribar techos, sumergir aeropuertos y destruir automóviles.

Phillips dirige un refugio para perros sin hogar: “The Voiceless Dogs of Nassau, Bahamas”. El día en que abrió su casa a los casi 100 animales también marcó el cuarto aniversario del refugio. “Voiceless Dogs ha ayudado a unos 1.000 perros desde su apertura”, escribió Phillips en Facebook.

Su publicación sobre los perros que rescató antes de que Dorian diera el golpe se convirtió rápidamente en viral, con más de 67.000 likes y cientos de comentarios. En un segundo posteo unas horas después, Phillips actualizó la información para sus seguidores y contó que todos los perros se estaban haciendo amigos.

“Todos aquí se llevan bien y dan la bienvenida a los recién llegados con la cola agitada porque saben que son sus hermanos y hermanas en el sufrimiento en las calles”, escribió Phillips. “Cada uno de mis bebés merece tener un hogar amoroso.”

Dorian se quedó en las Bahamas la mayor parte del fin de semana. Phillips dijo a la agencia de noticias WFTS el lunes que en un momento dado perdió la electricidad y que el agua llegó a su casa, pero que todos los habitantes -humanos y caninos- estaban bien.

Unas horas más tarde publicó otra actualización en Facebook , señalando que ella y su hermano habían pasado “una noche estresante” tratando de combatir las graves inundaciones. Todos sus televisores habían quedado “fritos” por los rayos, lo que significaba “no más dibujos animados para los perros enfermos”.

La recaudación de fondos online de Phillips para su refugio, que lanzó en agosto y que no estaba relacionada con el huracán Dorian, había recaudado aproximadamente 63.000 dólares hasta el martes por la mañana, superando con creces su meta original de 20.000 dólares.