Muere el actor Luke Perry a los 52 años, víctima de un derrame cerebral

Luke Perry, el icono de la televisión que saltó a la fama en Sensación de Vivir, ha muerto este lunes víctima de un derrame cerebral masivo, según informa TMZ.

El actor ingresó de urgencia el pasado miércoles tras sufrir un derrame cuando se encontraba en su casa de Sherman Oaks, California. Sus representantes dijeron que los médicos habían sedado a la estrella, con la esperanza de darle a su cerebro la posibilidad de recuperarse del trauma.
De acuerdo a los informes, Luke jamás se recuperó del derrame cerebral, debido a esto, falleció la mañana del 4 de marzo en el St. Joseph’s Hospital en Burbank.

Tras conocerse que Perry estaba muy grave, sus compañeros de la serie, se pronunciaron en redes sociales, mandando ánimos y apoyo al intérprete, de 52 años.

Perry comenzó su carrera a principios de los años 80, pero la fama no le llegó hasta 1990 cuando se convirtió en un rostro familiar por interpretar al rico, solitario y melancólico Dylan McKay en la exitosa Sensación de Vivir.

Producida por Aaron Speeling, la serie se convirtió en un fenómeno, convirtiendo a Perry en ídolo adolescente en toda regla que apareció incluso en una portada de Vanity Fair. “Voy a estar vinculado con él hasta que muera. Creé a Dylan McKay y es mío”, dijo una vez el actor sobre el papel que definió su carrera.

El paso de Perry por 90210 tuvo dos etapas: una desde 1990 hasta 1995 y otra desde 1998 hasta 2000, momento en que se terminaba la ficción. Durante todo ese tiempo, su personaje luchó contra el alcoholismo y la adicción a las drogas, a la par de mantener relaciones sentimentales inestables con Brenda (Shannen Doherty) y Kelly (Jennie Garth).

Actualmente, interpretaba al padre de Archie en la serie Riverdale, pero estaba previsto que hiciera cameos de forma esporádica en el retorno de Sensación de Vivir que va a emitir Fox. El elenco original de la ficción está involucrado en el proyecto, a excepción de Shannen Doherty, quien todavía no ha confirmado su participación.

El próximo proyecto de Perry en la gran pantalla, que está pendiente de estreno, es Once Upon a Time in Hollywood, dirigido por Quentin Tarantino.

Tenía dos hijos, Jack y Sophie, y estuvo casado con Rachel Sharp desde 1993 a 2003.