Modifica tus calificaciones por tan sólo $1,000

Alumnos del Instituto Tecnológico de Querétaro recibieron mediante su correo electrónico la propuesta para modificar cualquiera de sus calificaciones o incluso aprobar materias que tenían reprobadas por la cantidad de mil pesos. El nombre con el que se hace pasar esta persona es “Juan Pérez”, aunque hay alumnos que sospechan que una autoridad de la institución es quien ofrece este servicio ilegal.

El correo contiene la siguiente propuesta:
“Hola Buen Día.
Primeramente quiero pedirte discreción en este asunto. La razón de mi correo es para ofrecerte un servicio. Soy un trabajador administrativo del TEC que puedo cambiar cualquier califiicación de cualquier materia.
El precio por cambiar una calificación, continúa diciendo el correo, es de 1000 pesos, en dado caso que necesites más materias, son 500 pesos por una adicional. Algo así como:
1000 pesos por cambiar 1 calificación;
1,500 por cambiar 2;
2,000 por 3
Etc.
Te puedo acreditar cualquier materia que tengas reprobada, que tengas en especial e incluso, si estás dado de baja, te puedo dar de alta en el sistema e incorporarte como alumno activo. El único requisito es que ya hayas cursado la materia alguna vez. NO puedo acreditarte una materia que nunca hayas llevado.
Todo este negocio es interno. Al hacer el trato conmigo, tienes la seguridad que nadie se va a dar cuenta, ni el propio maestro. Y para que tengas más de seguridad y veas que esto es algo serio, puedes escribirme y decirme la materia que quieres modificar y luego verás tu kárdex con la materia acreditada. Si por alguna razón no pudiera hacer el cambio, no tienes que pagar”.

Se les pedía a los alumnos que depositaran las cantidades en una cuenta bancaria para poder realizar los cambios. Dicha situación ha generado polémica entre todos los estudiantes, ya que ante las críticas que han recibido la institución y los alumnos, argumentan que no se debe generalizar, ya que la gran mayoría de ellos son éticos y respetan los lineamientos de su Universidad.

Tal vez te interese leer…

En defensa del ITQ