Es bien sabido -ya lo hemos comprobado mil y un veces- que hay túneles por doquier en Querétaro. Los más conocidos son los del Centro Histórico -que conectan la Casa de la Corregidora con diferentes lugares. Hay una entrada en el Museo de la Ciudad, en el exconvento de Las Capuchinas, otra en el Palacio de Gobierno, y otras regadas por todo el centro.

Sin embargo, no todos los túneles que hay en Querétaro están en el Centro. Varias leyendas afirman que en pueblos como Bernal y Tequisquiapan también existen. Sin embargo, en esta ocasión nos centraremos en otros: Los de ‘El Pueblito’, en Corregidora.

Como es de suponerse, la leyenda cuenta que los túneles en Corregidora han existido durante mucho tiempo, y conectan la Pirámide del Gran Cué, con diferentes puntos del municipio.

Entre ellos, la ex Hacienda de El Cerrito, las oficinas del Centro de Atención Municipal (CAM), la antigua presidencia, el Jardín Principal, y el santuario de la Virgen de El Pueblito.

Alejandro Caballero Ramos, reportero del periódico Plaza de Armas, bajó a los túneles en el 2013, y narró su experiencia.

A los túneles, según su nota publicada el 16 de marzo del 2013, se baja por uno de los estacionamientos del CAM, y para bajar es necesario un equipo de rapel -así como la presencia de elementos de Protección Civil. En el estacionamiento hay un agujero de aproximadamente 15 metros de profundidad, por el que se desciende.

Al terminar el descenso, se pueden apreciar 4 pasadizos -estilo cuevas- encharcadas con agua fría. Esta última condición parece depender del tiempo en el que se baje.

Lamentablemente, al tiempo que bajó Caballero Ramos, ya los cuatro habían sido tapados. El primero, según su percepción, estaba orientado hacia el Santuario de la Virgen de El Pueblito. El tercero y cuarto, por su parte, hacia la pirámide. No obstante, es imposible pasar.

Si existió una conexión, ya no la hay. Sin embargo, el arqueólogo Daniel Valencia, opinó para el reportero que no es «posible ni viable», por lo que señaló que es posible que los túneles existentes no hayan sido más que una obra hidráulica de hace mucho tiempo.