La Santanada

La Santanada

La Santanada, una celebración que vale la pena recordar 

La Santanada

Esta imagen seguro te regresará al Querétaro de finales del siglo pasado.
Para quienes no sepan de qué les hablo, les cuento que el padre José Moráles (En paz descanse) organizaba cada año la llamada Santanada o Pamplonada queretana.
Esto durante el mes de julio, fecha en que se celebraban, se celebran, las fiestas de la Parroquia de Santa Ana.
En los festejos se cerraban las calles de Escobedo, Morelos e Hidalgo (entre Nicolás Campa y Tecnológico) y se soltaban unos seis toros que correteaban a los ‘valientes’.
Las azoteas se llenaban de vecinos y familiares para reír de las corretizas que les ponían los toros a los muchachos del barrio y de otras zonas de Querétaro.
Los toros no eran lastimados ni mucho menos. Algunas veces, como en el 95, algún toro brincaba los retenes y había que irlo a buscar hasta la Universidad.
La fiesta terminaba con la coronación de la reina de Santa Ana, la misa y una divertida kermés donde podías comer los tradicionales antojitos queretanos.
Una celebración muy sana que seguro muchos recuerdan con el mismo cariño que yo.

(Texto del director de Reporte Querétaro y Ciudad y Poder, Luis Gabriel Osejo Domínguez)