Leonardo Da Vinci se inspiró en dos modelos para pintar el retrato de la Gioconda, asegura el experto Silvano Vinceti, presidente del Comité Nacional para la Valorización de los Bienes Históricos, Culturales y Ambientales.

De acuerdo con el experto, la famosa obra de Da Vinci tomó como modelos a Lisa Gherandini, tal y como se ha creído desde hace años, sin embargo, también habría tomado como referencia a su pupilo predilecto Gian Giacomo Caprotti.

El artista utilizó a Caprotti en otras obras, como ‘Ángel Encarnado’, ‘Santa Ana’ y ‘San Juan Bautista’.

De acuerdo con Vinceti, para llegar a esta conclusión realizó análisis a la obra de Da Vinci con tecnologías como rayos infrarrojos y análisis en por computadora.

Los resultados arrojaron una gran similitud entre la sonrisa de la Gioconda con las presentes en obras en las que utilizó a Salai como modelo.