La internaron con riesgo de aborto pero no estaba embarazada; llevaba un kilo de mariguana en su interior

Una mujer supuestamente embarazada llegó al hospital Rubén Leñero, en la Ciudad de México, quejándose de fuertes dolores en el vientre y alertando a los médicos de que el bebé no se movía.

Inmediatamente los médicos revisaron a la mujer y reconocieron que no pudieron detectar los latidos del bebé, por lo que le realizaron unas radiografías a la mujer que mostraron unos “bultos extraños” que no pudieron identificar.

Para brindarle una mejor atención, los médicos enviaron a la mujer al Hospital de la Mujer, donde se optó por operarla para extraer los bultos que ella aseguraba eran un bebé.

Al hacer la cirugía, los médicos encontraron que no solo la mujer no estaba embarazada, sino que los bultos eran en realidad marihuana envuelta en cinta canela.

La droga estaba envuelta en pequeños envoltorios de cinta canela y todavía con tierra y basura, lo que hizo presumir que la yerba había sido recién cosechada, es decir, todavía en “greña”.

La doctora a cargo de la cirugía extrajo la droga y la entregó al Ministerio Público, mientras que la mujer permanece internada en calidad de detenida y se niega a hablar del origen y destino de la droga que transportaba.

[Con información de Infobae]