La historia del niño que murió en los brazos de Santa es falsa

Durante la última semana se ha vuelto viral la historia de un niño que murió en los brazos de Santa Claus después de batallar contra una enfermedad terminal. La historia es muy triste y a más de una persona ha logrado sacarle una lágrima sincera, pero existe un pequeño problema: la historia es falsa.

El diario que publicó la historia originalmente, el Knoxville News Sentinel, publicó este miércoles un artículo en el que lamenta que la historia que le dio la vuelta al mundo no puede ser verificada, por lo que no puede ser considerada como cierta.

En la historia, la enfermera de un hospital en Texas, Estados Unidos, escuchó que el último deseo de un niño en etapa terminal era conocer a Santa Claus, por lo que rápidamente se contactó con Eric Schmitt-Matzen, un hombre con experiencia en interpretar al personaje navideño. Al llegar al hospital, Eric tuvo una breve conversación con el niño a quien abrazó segundos antes de que falleciera en sus brazos.

A pesar de la emoción que esta historia ha provocado, son muchas las personas que han dudado de su veracidad, en gran parte por el hecho de que consideran poco probable que un niño a punto de morir pueda mantener una conversación con una otra persona justo antes de morir.

Han sido muchas las organizaciones que han intentado conseguir más información de la historia para poder confirmarla, la Associated Press entre ellas, pero todas han vuelto con las manos vacías.

Debido a esto, el diario ha publicado un artículo en el que señala lo siguiente:

“Desde su publicación, el News Sentinel ha hecho investigaciones adicionales en un intento de confirmar independientemente la identidad de Schmitt-Matzen. Ninguna de ellas ha tenido éxito”.

El actor que interpreta a Santa Claus ha sido buscado por muchas de las agencias para obtener sus declaraciones; sin embargo, se ha negado a revelar información del niño para proteger la identidad de la familia, pero no sólo se ha negado a proporcionar información del niño, sino que tampoco ha querido decir el nombre del hospital, de la enfermera que lo llamó o la fecha en que ocurrió el incidente.

En un nuevo intento por encontrar la verdad, la cadena CNN se contactó con cada hospital de la zona y no encontró a una sola persona que corroborara la historia de Santa Claus.

Todo parece señalar que la historia de Santa Claus y el niño que murió en sus brazos no es más que un montaje.

Fuente: Gizmodo