La casa “maldita” de Francisco Juárez

En Celaya es muy conocida la famosa historia de la casa de la calle Francisco Juárez.

Rara es la persona que viva en Celaya y que no conozca esta casa o por lo menos un poco de la historia detrás de ella.

Se dice que hace tiempo en una casa de la calle Francisco Juárez #903 mataron a una niña, hija de los primeros propietarios de la vivienda, y que a raíz de su muerte, la familia quedó completamente desconsolada y al no poder más con el recuerdo de su pequeñita decidieron cambiar de residencia.

Posteriormente la casa se puso en venta pero sin mucha fortuna la casa pasó meses sin ser habitada y decidieron rentarla, días posteriores un señor se puso en contacto con el matrimonio dueño de la casa para solicitar informes y rentar la vivienda por unos meses, aquí fue cuando las cosas se pusieron un poco raras.

No había pasado más de 1 mes cuando el propietario recibió una llamada – “dónde lo puedo ver, tengo que entregarle las llaves” el dueño quedó sorprendido y se dirigió a la casa dónde ya lo esperaban con maletas en mano.

El hombre que le había alquilado la propiedad le relató una serie de acontecimientos extraños que desde la primera noche le sucedieron en el lugar, pero al pasar de los días, estos fueron subiendo de tono.

“Una niña me habla, sale por las puertas, me azotó las ventanas cada noche y me decía que me largara de aquí”, relató en sujeto.

Esto pasó con cada persona y familia que intentó rentarla, a los pocos meses la casa quedaba deshabitada de nueva cuenta sin explicación alguna.

Negocios como tiendas de abarrotes y café internet se intentaron poner dentro de esta casa pero fue inútil, la vibra y los constantes espantos hacían que la gente saliera huyendo de ahí.

La casa fue bendecida hace un par de años y posteriormente fue ocupada por el Partido del Trabajo para su Comite Municipal, curiosamente no duraron mucho en ese lugar.

La casa es bien conocida y a pesar de ser una leyenda ha dado de que hablar por años entre la comunidad celayense, ya que realmente es muy común pasar por fuera de esa casa y observar que siempre está sola y nunca falta el letrero entre los barrotes que dice “SE VENDE”.

Mucho tiempo se escuchaba entre la población el rumor de:

¨SI TE QUEDAS DORMIDO AHÍ UNA NOCHE, LA CASA ES TUYA¨
¿Tú qué opinas?