Iñárritu presenta su instalación virtual para homenajear a los migrantes

El cineasta mexicano, Alejandro González Iñárritu, ha decidido erigirle un tributo a los migrantes con los mismos muros de metal que separan la frontera estadounidense de la mexicana, y utilizando la tecnología más avanzada de realidad virtual, efectos especiales y 3D.

El resultado lleva por nombre “Carne y arena (Virtualmente presente, físicamente invisible)”, una instalación que fue abierta el día de ayer para medios e invitados especiales, a partir del próximo lunes podrá ser visitada por todo el público, siempre y cuando sean mayores de 15 años con un costo de $300.

Esta experiencia ya fue presentada previamente en el Festival de Cannes y en la Fondazione Prada de Milán, donde podemos ver como personajes principales a un grupo de migrantes perdidos a su suerte en el desierto estadounidense, donde la peor de sus pesadillas se encarnará en forma de policías de la patrulla fronteriza.

Al final lo que vivirán las personas es una experiencia hiperrealista de las condiciones a las que se enfrentan los migrantes no sólo mexicanos o latinaomericanos, sino de todo el mundo.

Carne y Arena es una experiencia individual que tras ser despojado de algunas prendas y solicitar que se apague el teléfono celular, pone al visitante en medio de una enorme caja negra (un foro) para vestir algunos aditamentos que lo sumergen en la situación de atravesar un desierto.

Una vez colocados los lentes de realidad virtual y los audífonos, y tras recibir las últimas instrucciones el asistente presencia un cortometraje de siete minutos de duración, en el cual puede percibir a los personajes en tercera dimensión y vivir una de las experiencias más realistas de su vida.

Con información de Excélsior.