Algunos mercados de la República Mexicana venden el kilo de aguacate hasta en 90 pesos luego de que su precio aumentara siete pesos durante la última semana de junio.

Según dio a conocer la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), en las tiendas de autoservicio el kilo de aguacate y jitomate subieron a 70.93 y 24.78 pesos; el limón y la cebolla bajaron a 16.67 y 12.84 pesos, en tanto que la bolsa con dos kilos de azúcar se mantuvo en alrededor de 46 pesos.

En tanto, la Central de Abasto de la Ciudad de México (Ceda) mantuvo los precios del aguacate y el azúcar en 65 y 35 pesos el kilo, mientras que el jitomate, limón y cebolla aumentaron a 20, 13 y 8 pesos respectivamente.

Es en Tijuana dónde el precio del aguacate ha alcanzado el precio más alto, vendiéndose en 90 pesos el kilo, mientras que el jitomate, azúcar y cebolla se venden en 31, 28 y 12 pesos.

Fuente: Excélsior