Las llamadas de broma pueden parecer una buena idea para algunos jóvenes, especialmente durante las vacaciones, sin embargo, cuando se involucra a los cuerpos de emergencia la cosa cambia, puede haber consecuencias peligrosas y debido a esto, se establecieron sanciones de hasta 24 mil pesos a aquellas personas que realicen llamadas de broma al número de emergencia 9-1-1.

Con la nueva reforma al Código Penal del estado, la sanción contra aquellos que realicen llamadas de broma al número de emergencia será de entre 4 mil y 24 mil pesos, y de entre dos meses y dos años de prisión.

Además, si se llega a causar un accidente, daño personal o material debido a de la llamada, a la multa se le agregarán entre 40 mil y 80 mil pesos y de cinco meses a dos años de cárcel. A los reincidentes se les impondrá hasta el doble de las sanciones.

De acuerdo con lo publicado en el diario oficial de Querétaro, La Sombra de Arteaga, las llamadas falsas «traen como consecuencia el dejar de atender emergencias reales; gasto por parte de los cuerpos de emergencia, pues cada vez que se presenta un servicio de esta naturaleza, se emplean recursos humanos y materiales».

[Con información de AM de Querétaro]