Había una cama escondida en tu ‘Vocho’ y nunca la viste

Se trata de cómo se puede adaptar un espacio para que duerman niños, abatiendo los asientos traseros del Vocho.

Justo como lo pueden ver en la siguiente imagen.

La foto proviene de un manual de Volkswagen de 1968 en Brasil.

Sin duda alguna un vehículo que se convirtió en leyenda, en México y el mundo todo aquel que tuvo un Vochito se quedó enamorado de su carro y hasta la fecha no deja de sorprendernos, pese a que hace mucho tiempo dejó de fabricarse.