¿Recuerdas dónde estuviste el 15 de marzo de 2009? ¿Qué tal el 18 de noviembre de 2014? Seguramente no lo recuerdas, y nadie te culpa, sin embargo, Google sí lo sabe y eso debería preocuparte.

Si en tu teléfono tienes una cuenta vinculada a Google, lo más seguro es que Google tenga un registro detallado de dónde has estado cada día en todo momento.

Y si no nos crees, puedes confirmarlo a través de este enlace donde puedes revisar tu historial de ubicación.

Pero no te preocupes, esto es completamente opcional y puedes activar o desactivar el rastreo en el momento que desees a través de este otro enlace, a fin de cuentas, solo es una función más de Google.