Con el fin de frenar la avalancha de migrantes centroamericanos, el Gobierno de Estados Unidos ha anunciado este miércoles, un plan que permite la detención de familias y menores indocumentados durante más tiempo de lo que permite la ley actual.

El Departamento de Seguridad Nacional dio un comunicado en el que se refería a que la decisión será publicada este viernes en el Registro Federal y entrará en vigor en 60 días a partir de entonces.

De publicarse la medida, las familias de indocumentados detenidos en Estados Unidos se mantendrían juntos mientras se define su situación migratoria en instalaciones aprobadas previamente por el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, un proceso que puede prolongarse durante varios meses.

“El gobierno ha emitido una regla crítica que permitirá al Departamento de Seguridad Nacional mantener a las familias unidas y mejorar la integridad del sistema migratorio. Esta regla permite al gobierno federal hacer cumplir las leyes migratorias aprobadas por el Congreso y asegura que todos los niños bajo custodia del Gobierno de Estados Unidos son tratados con dignidad, respeto y una preocupación especial por su vulnerabilidad“, indicó en un comunicado Kevin McAleenan, secretario interino de Seguridad Nacional.

Alrededor de 390 mil familias han sido detenidas este año tras intentar ingresar ilegalmente a Estados Unidos, de acuerdo con cifras oficiales.