El gobierno de San Luis Potosí informó que ha recibido un total de 65 millones de dólares (169 millones de pesos) por parte de la empresa automotriz Ford, pago que llegó como indemnización por haber cancelado la construcción de una planta en el estado a principios de este año.

Esta cantidad fue estipulada en el convenio de colaboración entre la compañía y el gobierno para cubrir los gastos realizados anteriormente antes de que el proyecto fuese cancelado. El gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras López, comentó que las negociaciones terminaron sin ningún tipo de contratiempos legales.

De esta manera el estado recuperará el primer pago de 500 millones de pesos que hizo para adquirir el terreno de 220 hectáreas en el parque industrial WTC2 y los 669 millones de pesos restantes de los mil 169 millones de pesos, para finiquitar el predio.

El gobernador agregó que el estado respetará las decisiones que tomen las empresas tanto al invertir en la entidad como cuando por decisiones de negocios se deban cancelar proyectos. Por lo que mantendrá el trabajo coordinado con el gobierno federal, así como con la iniciativa privada para continuar con el fomento y promoción de la actividad económica en el estado.