Ala hora de mandar una carta por correo posiblemente lo que menos te venga a la mente es tener que ponerte un traje de neopreno y sumergirte 10 metros en el agua, sin embargo, en este pueblo japonés puede que necesites hacerlo.

El pequeño pueblo de Susami, en la prefectura de Wakayama, Japón, tiene apenas 5 mil habitantes, y hace algunos años decidió que necesitaba de un atractivo turístico que impulsara a la gente a visitarlos, su solución fue tan inusual como efectiva: construir un buzón submarino completamente funcional.

La idea se le ocurrió al jefe de correos de la ciudad, Toshihiko Matsumoto, quien consideró que construir el primer buzón submarino del mundo podría tener el efecto que el pueblo necesitaba. Dicho y hecho, el buzón se construyó a 10 metros de profundidad y todo aquél que quisiera podía hacer uso de sus servicios.

Fue en 1999 cuando el buzón fue instalado y registrado en el libro Guinness de Récords como el buzón submarino más profundo del mundo. Lo más sorprendente no es que el buzón se haya convertido en un atractivo turístico, sino que cada año más de mil personas lo utilizan, de hecho, hasta el momento se han enviado cerca de 38 mil cartas depositadas en él.

Debido a que el agua del mar corroe el buzón, se tienen dos buzones iguales y cada 6 meses son intercambiados para darle mantenimiento.

[Con información de Gizmodo]