Apenas a unos días de la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, el país vecino rechazó una carga procedente de México de 120 toneladas de aguacate.

Inmediatamente comenzó a circular la idea de que se trataba de un bloqueo por parte del presidente de Estados Unidos, sin embargo, el secretario de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), José Calzada Rovirosa, destacó que no fue así.

De acuerdo con el funcionario, el motivo por el que se rechazó el cargamento fue que éste no estaba concluido el procedimiento para la exportación del aguacate de Jalisco a dicha nación.

Destacó que normalmente las exportaciones de aguacate de México a Estados Unidos se hacen desde Michoacán desde hace 100 años y éste es el único estado desde el que se puede exportar al norte.

Sobre lo que ocurrió con los aguacates, Calzada Rovirosa detalló que uno de los cargamentos se envió a Canadá, mientras que los otros tres se colocaron en el mercado nacional.

En otro sentido, el funcionario destacó que con motivo del Super Bowl, que se jugará el 5 de febrero, se venderán 200 millones de dólares en aguacates ese mismo día.

El 82 por ciento del aguacate que se vende en Estados Unidos procede de México, al igual que el 70 por ciento de los aguacates que se consumen en el mundo.

Fuente: 24 horas