Los vendían a precio de súperautos usados, pero en realidad se trataba de coches Toyota que habían sido modificados para parecer deportivos Ferrari y Lamborghini.

Según dio a conocer la Policía española en un comunicado, al menos tres personas fueron detenidas en el municipio de Sils, en Gerona, Cataluña, por anunciar en redes sociales la venta de falsos automóviles Ferrari y Lamborghini.

La investigación de esta banda criminal inició luego de que uno de estos automóviles fuera vendido por 40 mil euros (unos 860 mil pesos mexicanos), siendo que los autos utilizados para la estafa tienen un costo de menos de 30 mil euros.

En el taller intervenido por las autoridades se encontraron 14 vehículos en diferentes etapas de modificación, cuatro de ellos listos para la venta.

Además, en el taller se localizó una instalación totalmente equipada para el cultivo de marihuana, con 950 macetas preparadas, refrigeradores, transformadores, ventiladores y lámparas para la floración.