Equipo de robótica de la UAQ domina en China

El grupo multidisciplinario de la Facultad de Ingeniería (Fi) de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) obtuvo tres primeros lugares y un cuarto lugar en varias categorías del 21st FIRA Roboworld Cup & Congress 2016, de Robots Humanoides, celebrado en Beijing, China; concurso internacional en el que participaron 24 países.

Los estudiantes Eric Aguilar Guardado y Ana Elena Monroy Meza, del 7º semestre de Ingeniería en Automatización; David Jaramillo Arteaga, del 6º semestre en Ingeniería Electromecánica; Arely Loza Álvarez, del 7º semestre de la Licenciatura en Matemáticas Aplicadas; Salvador Martínez Cruz, del 2º semestre de la Maestría en Ciencias, especialidad Mecatrónica; y Ruth Alejandra Suárez Rivera, del 4º semestre en Ingeniería en Automatización, representaron no únicamente a la UAQ y a Querétaro en el FIRA, sino también a México, ya que fue el único equipo en el país que participó en el certamen; y uno de los dos, a nivel Latinoamérica.

Los universitarios obtuvieron el primer lugar en la categoría Wall Climbing de Hurocup; el primer lugar a la mejor trayectoria estudiantil del evento, para Ruth Alejandra Suárez Rivera; el primer lugar en el Mejor Artículo científico presentado por estudiante; y el cuarto lugar en Long Jump de Hurocup.

La Facultad de Ingeniería de la UAQ ha participado desde el 2013 en el FIRA Roboworld Cup & Congress, de Robots Humanoides. El equipo de estudiantes concursó en la categoría Hurocup y Kid Size, en una colaboración con el Instituto Tecnológico de Celaya, señaló el coordinador del conjunto, Dr. Gerardo Israel Pérez Soto.

“Obtuvimos el primer lugar con un robot desarrollado 100 por ciento en la Facultad de Ingeniería; se ha ido trabajando con este proyecto por cuatro años. En la competencia, el robot tiene que subir una escalera, pero tiene que ser de forma autónoma, que nadie lo esté controlando. Por medio de un sistema de visión saca la altura de los peldaños y va avanzando. Aparentemente rompimos récord este año, todavía no lo hacen oficial pero llegó a lo más alto que ha subido todos estos años y más rápido”, indicó el Dr. Pérez Soto.

Con el mismo robot, el equipo UAQ obtuvo el Cuarto lugar en la competencia de salto de longitud.

El 21st FIRA Roboworld Cup & Congress 2016 se desarrolló del 12 al 18 de diciembre del año pasado; el financiamiento para el viaje fue gestionado por los mismos alumnos de la UAQ, quienes consiguieron apoyos por parte de esta Casa de Estudios, del rector Dr. Gilberto Herrera Ruiz; del director de la Facultad de Ingeniería, Dr. Aurelio Domínguez González; del Dr. Juvenal Rodríguez Reséndiz y el Dr. Luis Alberto Morales, quienes aportaron a través de sus propios proyectos; así como del Conacyt, la empresa GKM; y los municipios queretanos de San Juan del Río y Corregidora; además de la ayuntamiento de Nopala de Villagrán, en el estado de Hidalgo.

“Ganar este concurso es una proyección a nivel internacional; la relación que tienen los muchachos con otras universidades sirve para que se den cuenta que somos competitivos, y por eso obtenemos los primeros lugares en este tipo de competencias. El desempeño de ellos habla de nuestra Facultad y de nuestra Universidad. Actualmente ya nos conocen los organizadores e incluso nos invitan a ser jueces en la misma competencia, debido a la presencia que hemos tenido en los últimos años”, destacó.

El Dr. Pérez Soto apuntó que si bien los robots humanoides pueden parecer juguetes, son equipos sofisticados que llevan tras de sí un proceso de investigación y desarrollo muy importante, con la colaboración de las áreas de Mecatrónica, Automatización, Electromecánica y Matemáticas Aplicadas.

“Esto les permite a los estudiantes aplicar de forma posterior todos esos conocimientos en diferentes sistemas; por ejemplo, tenemos proyectos con empresas como la propia GKM, en donde con sistemas de visión trabajamos cuestiones de seguridad atendidas por robots”.

“Con este tipo de aplicaciones, es muy fácil para nuestros muchachos posicionarse en el campo laboral, incluso en el extranjero, una vez que egresan; con la experiencia de haber trabajado en el capítulo estudiantil de robótica de la UAQ”, afirmó el académico.