En Colima se encuentra la artesanía más grande del mundo

Nada más y nada menos que una original y monumental plaza de toros, llamada la Petatera que sirve como escenario para las fiestas patronales. Desde hace 164 años se organizan las fiestas charrotaurinas de Villa de Álvarez en la zona conurbada de la capital colimense, solo duran 15 días y este 2019 comienzan a partid del 5 de febrero.

¿Cómo se hizo?                      

Con materiales orgánicos: palos de madera, cuerdas (de fibras vegetales) y petates de tule, todo hecho a mano y única en el mundo. Mide 60 metros y seis de altura y la arman más de 100 personas y caben alrededor de siete mil personas.

El petate sirve para construir viviendas y lugares de trabajo, lo que resulta ser una expresión cultural muy significante.

“Es una pieza artesanal, muestra de la capacidad del trabajo manual y de cálculo. Si hoy funciona es porque no cuenta con arquitectos, sino que es comunal, no tiene ni planos”, dijo el arquitecto Roberto Huerta.