Será el viernes 2 de marzo cuando un juez especializado en justicia para adolescentes determine lo que se hará con el menor que en días pasados estrelló un auto en las inmediaciones de la delegación Tláhuac.

De momento se han impuesto medidas cautelares para asegurar que el menor no se de a la fuga, por ejemplo, no puede salir de la Ciudad de México y debe presentarse mensualmente a firmar ante la Unidad de Supervisión de Medidas Cautelares y Suspensión Condicional del Proceso.

De igual manera, el niño deberá estar bajo el cuidado y vigilancia de personal de la Procuraduría de Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes durante todo el tiempo que dure el proceso, es decir permanecerá en el DIF y no será entregado a sus padres.

También tiene prohibido acercarse o comunicarse con las víctimas indirectas, es decir, con los sobrevivientes y familiares de los menores fallecidos en el accidente.

El juez fue claro en que el niño no será castigado con la privación de la libertad, pero sí consideró necesario el implementar sanciones en su contra.

[Con información de El Universal]