Como parte de los logros del proyecto Habesha, dos jóvenes sirios completarán sus estudios en Querétaro, al verse los de su país interrumpidos por la guerra civil que lleva 6 años azotando al país.

Hazem Sharif y Zain Alí llegarán a Querétaro a más tardar en agosto. El primero continuará con la carrera de Administración en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), mientras que el segundo, Arquitectura en la Universidad Anáhuac.

Luis Sámano, vocero de Habesha, informó que fue el pasado mes de marzo cuando se concretó la llegada de los primeros 10 de 30 estudiantes sirios que el proyecto intenta traer para que continúen sus estudios en México.

Según Sámano, se busca que tras estudiar, los jóvenes sitios puedan ser empleados en la localidad, pues se considera parte del corredor industrial del Bajío, parte importante del polo de desarrollo en México.

Actualmente, ambos estudiantes se encuentran en Aguascalientes, perfeccionando su español.

Sámano detalló que no se trata de refugiados, sino de jóvenes a quienes el Estado Mexicano ha concedido la visa de estudiante por medio del proyecto Habesha. Es esta organización la que se encarga de pagar el traslado (a menudo de países como Jordania o Turquía) y su primer año de estudios.

De acuerdo al sitio web de Habesha, Hazem Sharif fue reclutado por los grupos beligerantes en Siria el 31 de septiembre del 2013, situación que lo obligó a abandonar sus estudios, su trabajo, y la mayor parte de su familia.

Cuando se vio en la necesidad de huir, emigró a Iraq, a donde pudo entrar por vínculos familiares en la zona.

Zaio Ali, por su parte, es oriundo de Aleppo. Como Sharif, la situación en su país lo obligó a dejar sus estudios. Cuando la guerra llegó a su localidad, huyó a Beirut, donde trabajó como mensajero por diez horas al día y un salario insuficiente.

Con información de Al Jazeera, New York Times, AM de Querétaro y Proyecto Habesha.