Don Rafael Camacho Guzmán

Nacido en Huimilpan en 1916, don Rafael Camacho Guzmán, ‘el negro’, hizo su carrera política en la ciudad de México, iniciando como locutor de radio en la XEBZ del Distrito Federal. A los 30 años de edad tuvo la suerte de ser nombrado locutor oficial de la presidencia de la República encabezada por Miguel Alemán Valdez y a partir de ahí inició su fortuna política al liderar el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Radio y la Televisón de manera vitalicia, renunciando en 1979 para convertirse en gobernador de Querétaro.

Hizo una gran amistad con el líder de la CTM, Don Fidel Velazquez, quien lo impulsó a diferentes cargos políticos como Senador por Querétaro en 1973 y luego gobernador seis años más tarde.

En Querétaro fue muy controvertida su designación pues se le reclamaba que su carrera política la hubiera hecho fuera del estado y por no pertenecer a la clase política local.

Disputó la candidatura priista al entonces secretario de gobierno, Fernando Ortiz Arana, y sucedió en el cargo al arquitecto Antonio Calzada Urquiza.

Durante la disputa por la candidatura sufrió una serie de ataques políticos que lo colocaban como una persona déspota, sin estudios y sin preparación para el cargo.

Durante su mandato construyó el Estadio Corregidora de Querétaro, remodeló la Casa de la Corregidora, construyó el nuevo auditorio Josefa Ortiz de Domínguez (en su lugar había otro más modesto), remodeló las misiones queretanas y dio un gran impulso a la sierra queretana con camiones y haciendo lucir sus cabeceras municipales.

Para muchos, don Rafael, ha sido el mejor gobernador que ha tenido Querétaro.