Aunque tiene poco más de un año en la Comisión de Administración y Procuración de Justicia, la ley de acoso callejero tiene un difícil camino por delante.

El coordinador del grupo parlamentario del PAN, Antonio Rangel Méndez, señaló que es poco viable que se alcancen los acuerdos para elevar el acoso callejero a delito por diferentes puntos, destacando lo complicado que es una actividad difícil de demostrar.

El funcionario señaló que si bien están abiertos a seguir en mesas de trabajo para analizar el tema, él se posiciona en contra de la medida.

Expresó que a su consideración el tema dela coso callejero debe ser atendido «a profundidad y en su totalidad por los ayuntamientos».

Fue en diciembre de 2016 cuando se presentó una iniciativa de reforma al Código Penal para elevar a delito el acoso callejero, como una medida de protección a las mujeres. Entre las sanciones que se proponen se encuentran multas económicas, de prisión y talleres se sensibilización para los agresores.

[Con información de AM de Querétaro]