Descubren la identidad de la momia que “murió gritando de dolor”

Hasta ahora se le conocía como ‘Hombre desconocido E’ y su cuerpo se mantenía oculto, no había sido exhibido desde su hallazgo en 1866 y no es sino hasta ahora que los expertos han logrado descubrir su identidad y por qué en su rostro momificado se podía ver un estado de dolor y sufrimiento.

Fue en 1866 que un grupo de arqueólogos descubrió en los templos funerarios de Deir El-Bahari, en Egipto, un cuerpo momificado como ningún otro, el dolor reflejado en su rostro no daba pie a que se tratara de un faraón o alguien con gran poder. Su identidad fue un verdadero misterio hasta ahora.

El arqueólogo egipcio Zahi Hawass explicó a los medios que podrían haber identificado a la momia y que se trataría del cuerpo del príncipe Pentewere, pero ¿por qué el cuerpo de un príncipe mostraría tanto dolor?

De acuerdo con Hawass, Pentewere fue el hijo deshonrado del faraón egipcio Ramsés III. Pentewere conspiró para matar a su padre y fue sentenciado a la muerte por ahorcamiento.

Las pruebas de ADN extraído de los huesos de la momia confirmaron la relación de sangre que existe entre ese cuerpo y el faraón, además, las marcas alrededor del cuello de la momia coinciden con las de una víctima de ahorcamiento.

La historia de Pentewere es relatada en el Papiro de la Conspitación del Harem, y para Hawass no cabe duda de que esta momia es el cuerpo del hijo del faraón.

Además de las marcas en el cuello y su rostro lleno de dolor, las extremidades del cadáver estaban atadas con trozos de cuero y su cuerpo estaba envuelto en piel de oveja, lo que lo clasificaba como ‘sucio’.

Actualmente la momia se exhibe por primera vez en el Museo Egipcio de El Cairo.

[Con información de Sin Embargo]