La semana pasada las autoridades de Deggendorf, en Alemania, sentenciaron a ocho años y seis meses al sacerdote Thomas Maria B., acusado de 108 casos de abuso infantil y otros delitos.

De acuerdo con los medios locales, el sujeto fue declarado culpable de haber abusado sexualmente de cinco chicos en más de 100 ocasiones y de haber tratado de violar a una joven de 18 años entre 1997 y 2016.

De igual manera se le declaró culpable de daños corporales intencionales, falsificación de documentos, fraude y posesión de pornografía infantil.

El ‘Padre Thomas’, cómo se le conocía, ya había estado en prisión entre 2003 y 2009 por otros delitos sexuales y se le había apartado del sacerdocio por la Iglesia católica en 2008, pero utilizó documentos falsos para volver a desempeñarse como cura.

Según dictaminó el tribunal, el ex sacerdote se mantendrá indefinidamente en una unidad psiquiátrica antes de comenzar a cumplir su condena en prisión, con la posibilidad de una futura liberación dependiendo del resultado de la terapia que se le practica.

[Con información de Sin Embargo]