Entre las posadas, las fiestas y reuniones familiares durante la época navideña, pocas cosas son tan esperadas y tradicionales como la cena de Navidad. El pavo, a veces reemplazado por lomo de cerdo o bacalao, es el invitado principal a la mesa y año con año la gente de todos los estratos sociales disfruta de comer algo más bien exótico.

La cena navideña es una tradición milenaria que se ha ido adaptando al paso del tiempo, tal y como nos señala el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en este interesante artículo.

El coste promedio de una cena navideña incluyendo el pavo, ponche, ensalada y vino es de entre mil 200 y mil 800 pesos de acuerdo con la Profeco.

La misma Profeco publicó este año una lista de precios para que los consumidores no sean estafados o abusados a la hora de comprar los ingredientes para su cena. Además de esto nos dejan una lista de consejos para ahorrar a la hora de preparar la cena navideña, aquí te la compartimos.

Para la comida

  • Realiza tus compras con tiempo de anticipación, así tendrás suficiente tiempo para comparar precios y calidades.
  • Haz una lista de los platillos que vas a preparar para la cena decembrina. Una vez que tengas el menú listo revisa los ingredientes que tienes en casa y compra sólo los que te hagan falta.
  • Elabora un presupuesto, con ello podrás planear mejor tus compras y evitarás hacer gastos extras e innecesarios que saquen de balance tus finanzas.
  • Calcula la cantidad de cada uno de los ingredientes que vas a utilizar, según el número de comensales y compra sólo lo necesario.
  • Antes de adquirir tus alimentos revisa la información nutrimental y compárala con otras marcas. De esta manera podrás comparar la calidad de un producto con otro. Recuerda, no siempre lo más caro es lo mejor.
  • Verifica la fecha de caducidad y cerciórate que esté vigente. Un producto caduco puede ocasionar complicaciones en la salud.
  • Adquiere tus víveres, en establecimientos que cuenten con higiene y equipo necesario para su adecuada conservación.
  • Deja la compra de los perecederos hasta el final para conservar la cadena de frío. Al regreso a casa, refrigera inmediatamente los que así lo requieran para mantenerlos en buen estado por mayor tiempo.
  • Olvídate de las largas filas de la compra de alimentos de última hora como el pan. Adquiérelo desde temprano.
  • Antes de comprar los productos para tu cena apóyate en la consulta de precios que tenemos disponibles en el sitio en internet de la Profeco, para que no pagues de más por un mismo producto

Para vinos y licores

  • Adquiere tus bebidas alcohólicas en el mercado formal.
  • Cerciórate que la tapa no presente huellas de violación.
  • Corrobora que el interior de la botella no tenga partículas extrañas flotando.
  • Compara precios, sabores y calidades. No pagues de más por un mismo producto.
  • Duda de la calidad del producto si se encuentra muy por debajo del precio promedio del mercado.
  • Si adquieres tequila, revisa las etiquetas para constatar que la bebida que adquieres sea en realidad tequila. Recuerda que las bebidas “tipo tequila o destilados de agave” no son tequila.
  • Recuerda que los vinos no por ser importados son mejor que los mexicanos. La calidad de los vinos nacionales ha merecido reconocimiento mundial.
  • No olvides que el alcohol no combina con el volante. Evita abusar de su consumo y disfruta de las fiestas decembrinas.

Fuente: Profeco