Sobre las colinas de la Sierra Gorda se encuentra un enorme abismo conocido como El Sótano de Barro.

Tiene 500 metros de diámetro, una profundidad de más de 400 metros, se trata de la segunda sima más grande del mundo y se encuentra en el municipio de Arroyo Seco.

Pero la belleza de este abismo no es el único atractivo que tiene el Sótano de Barro. Esta sima es rica en flora y fauna. Es hogar de la guacamaya verde (especie en peligro de extinción), de pumas, el famoso jabalí de collar, el halcón peregrino y el cardenal pardo.

El Sótano de Barro es también una de las 11 zonas núcleo de la reserva de la biosfera Sierra Gorda y se encuentra protegida por la naturaleza misma, pues el acceso al lugar es bastante complicado: 26 km de terracería desde la comunidad de Puerto de Ayutla y dos horas atravesando un denso bosque.

En las proximidades los turistas pueden encontrar guías que les muestren la belleza de este lugar, pero si quieres visitarlo te recomendamos hacerlo en la madrugada, para que puedas disfrutar de uno de los amaneceres más bellos que podrás encontrar, acompañado por la salida de las guacamayas verdes.

Para llegar a Santa María de Cocos es necesario tomar, desde Jalpan la carretera No. 29, de Jalpan a Río Verde, desviarte en el km 24 y recorrer 11 km de terracería en buenas condiciones. Ya en Santa María los lugareños pueden ayudarte a llegar a la boca del Sótano.