De acuerdo con cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), los conductores de las pipas que repartirán combustible a todo el país son parte del 0.56% de la población total, ya que ganarán 29 mil pesos mensuales.

El resto de la población promedia un salario de 6 mil pesos al mes, incluso, de acuerdo con reportes de una de las revistas de negocios más prestigiosas de México, indican que la media de los transportistas mexicanos ronda entre los 7 mil 500 pesos mensuales, a pesar de que existen ofertas de hasta 21,000 pesos.

Incluso, un estudio realizado por la Universidad Iberoamericana arroja datos contundentes. Un mexicano con una maestría y 13 años de ejercicio laboral promedia un salario de $19,981 pesos mensuales, mientras que uno con doctorado y el mismo tiempo ejerciendo es de $20,666 pesos.

Es importante mencionar que el presidente Andrés Manuel López Obrador realizó una convocatoria a los mexicanos para iniciar el proceso de reclutamiento para los transportistas que llevarían combustible a distintas partes del país.