Con ustedes… ¡Los gusanos!

Decir que son una delicia se queda corto. No tienen ningún nombre en específico. Sólo se les conoce como “Los Gusanos”, y todos en Querétaro los ubican. Con el paso de los años, se han convertido en uno de esos lugares a donde se va a cenar después de la fiesta, el cine, o cualquier plan que tengas para el fin de semana.

Es un lugar sencillo: Un carrito, de esos rojos de Coca-Cola, y al interior hay alrededor de 5 o 6 empleados atendiendo rápidamente todas las órdenes. Todo, con esa peculiar organización caótica que tienen los taqueros, pero que misteriosamente tienen como resultado un servicio rápido y eficaz.

Como su nombre lo indica, el platillo tradicional es El Gusano: pimiento, cebolla, pastor y queso. Rápido, sencillo, y sin mucha ciencia. Quizás es que los hacen con cariño, porque el sabor es mucho mejor que el que podría esperarse.

¡Y qué decir de los otros platillos! Volcanes, quesadillas, y el taco sencillo… todos con ese peculiar sabor, y a un precio más que accesible. Sin embargo, tienen que probar también las costras, que es básicamente un gusano hecho con chicharrón de queso.

Cada gusano (y costra) cuesta 35 pesos. Con refresco, te debe salir en $50 toda la cena, y quedarás satisfecho y con un buen sabor de boca.

Los gusanos están ubicados, además, en una de las colonias más viejas y tradicionales de Querétaro: Hércules. Transitando por av. Hércules, llegarás a una “Y” con Calle de las Delicias. Ahí, sin duda, los verás.

¿Los conoces? Si sí, cuéntanos qué opinas. Si no, ¿qué esperas?