Comer en la calle aumenta el riesgo de subir de peso un 30%

No es raro escuchar que la comida de la calle afecta a tu salud, pero esto tomó un giro distinto cuando la nutrióloga, Virginia Tijerina Walls, dio a conocer que el consumir alimentos en la calle de manera frecuente puede provocar un aumento de peso de hasta 30% más de lo normal.

“Estudios han encontrado que cuando comemos fuera, hasta un 30 por ciento más de lo habitual es lo que podemos incrementar, hay un cierto grado de indulgencia”, mencionó la doctora.

En una entrevista que sostuvo con la agencia de noticias, Notimex, Walls explicó que aumentar de peso por comer en la calle está relacionado con la preparación de los alimentos, ya que generalmente están cocinados y tienen más grasa, esto debido a que se sirven en mayores cantidades.

“Las fondas y los restaurantes están dando alimentos con más aceites y cada vez porciones más grandes, tanto en los platos principales como en las bebidas, eso se está convirtiendo en un problema”, aseguró la nutrióloga.

“La recomendación cuando comemos fuera es tratar de escoger alimentos asados, a la plancha, a la parrilla, caldos claros y asimismo, y en dado caso de que sean porciones grandes, compartirlas con alguien o pedir lo que sobre para llevar”, agregó.

La especialista que está certificada por el Colegio Mexicano de Nutriólogos, formó parte de la mesa de diálogo sobre obesidad que organizó el Museo de Ciencias, Universum, y la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (ANPRAC).

Esto tuvo lugar en el marco de la “4ta Semana de Prevención en la Salud” indicó que otro de los factores importantes por lo que la obesidad se ha incrementado en los últimos años es porque ha habido una disminución en el consumo de verduras.