Luego de que Estados Unidos impusiera aranceles del 25 y 10 por ciento a las importaciones de acero y aluminio, China ha respondido implementando aranceles de hasta 25% en 106 productos de diferente tipo, entre los que se encuentran la soya, aviones y automóviles.

De momento las autoridades chinas no han indicado cuándo entrará en vigor este aumento a los aranceles, pero indicaron que dependerá de lo que haga el gobierno de Estados Unidos en los próximos días.

Esta disputa refleja la tensión que existe entre las promesas de Trump por reducir el déficit comercial con China, de 375 mil 200 millones de dólares el año pasado, y las ambiciones de desarrollo del Partido Comunista.

Además, este martes Trump recomendó la aplicación de aranceles de 25% a las importaciones de mercancías chinas por 50 mil millones de dólares y que afectaría a unos mil 300 productos de origen chino, aunque no se detalló cuándo entrarán en vigor.

[Con información de El Universal]