Kwon Oh-Hyun, el presidente ejecutivo de Samsung Electronics, anunció este viernes que no renovará su mandato luego de que este expire en 2018.

La salida de Oh-Hyun coincide con el pronóstico de ganancias récord de la empresa, que ha tenido un gran año gracias a sus chips de memoria.

Kwon tiene 65 años y ha encabezado la enorme empresa surcoreana tras la detención de Lee Jae-yong por su probable relación con ex presidenta surcoreana Park Geun-hye en actos de corrupción.

Al anterior presidente de Samsung se le acusó de soborno y corrupción por dar donaciones por 41 millones de won (36 millones de dólares) a fundaciones operadas por la amiga de la ex presidenta, Choi Soon-si.

Fuente: El Universal